La verdad cada vez más compleja

19 04 2015

The increasingly more complex truth

Héctor Otero y Cortés

25/04/2014

RESUMEN: El conocimiento crece ha velocidades exponenciales y su complejidad va en aumento. La búsqueda de la verdad es por tanto cada vez más complicada y la verdad “última” se escapa. ¡El conocimiento es un factor para alcanzar la felicidad?, pues bajo la afirmación anterior, si el conocimiento es incompleto y no nos lleva a la verdad, difícilmente nos conduce a la felicidad. Lo único cierto, es que la desigualdad en el mundo va en aumento.

ABSTRACT: Knowledge grows has exponential speeds and its complexity is increasing. The search for the truth is therefore more and more complicated and the “ultimate” truth escapes. Knowledge is a factor to achieve happiness?, because under the previous assertion, if knowledge is incomplete and does not lead to the truth, hard leads to happiness.! The only certainty is that inequality in the world is increasing.

 “Por sí misma, la experimentación científica constituye una técnica de manipulación, y el desarrollo de las ciencias experimentales desarrolla los poderes manipuladores de la ciencia sobre las cosas físicas y los seres vivientes.”
Edgar Morin

1     Pensamiento o conocimiento científico

Es conocimiento es todo aquello capaz de ser adquirido en el subconsciente por una persona, lo percibimos a través de los sentidos (sensación). Reflexiono que no solamente de los sentidos corporales, como lo sostiene la Real Academia  Española, pues creo que percibimos la realidad de muchas otras maneras: propiocepción, sentido del equilibrio, de la orientación, percepción espacial, térmica, del dolor, del tiempo, la cinestesia y aún más, las consideradas como parapsicológicas, tales como:  telequinesiatelepatíaprecogniciónclarividencia, las experiencias extracorpóreas, y otras más. Si bien es cierto que estás últimas no son reconocidas plenamente por la ciencia al no cumplir con los requisitos del método científico; es cierto que son motivo de la inquietud de científicos e investigadores, inclusive de prestigiadas universidades.

El problema es que hay conocimientos científicos y conocimientos falsos o verdaderos que nos invaden a diario.

El pensamiento individual es un proceso con el que logramos analizar desde diferentes perspectivas los conocimientos con que contamos. Para evaluar si lo adquirido es suficientemente claro, completo, confiable y nos convence, requerimos enriquecer nuestras fuentes, someterlo a la opinión de otros, o  validarlo de alguna manera.  En la actualidad recibimos miles de informaciones (unas científicas y otras no) pero solamente algunas resultan de nuestro interés, otras las almacenamos o las olvidamos. Es decir, hacemos un juicio (no necesariamente científico) sobre su utilidad pragmática. Los seres comunes y corrientes, nos conformamos con saber que existen diversas perspectivas sobre un mismo tema (conocimientos) y quizás nos quedemos con uno o dos puntos de vista. Casi todos somos conscientes de que el pensamiento científico se refleja de manera cotidiana, cuando encontramos aplicaciones en la vida práctica, como son los conocimientos sobre: estadística, matemáticas, medicina, geografía (GPS), informática y cibernética, etc.; pero no necesariamente profundizaremos en ellos.

2     Conocimiento

Para los griegos predominó el enfoque ontológico, en la actualidad el conocimiento se analiza y expresa bajo lenguajes simbólicos y modelos, que como bien se menciona en el curso, pueden ser reduccionistas o muy complejos, son de una u de otra manera solamente representaciones más o menos completas de la realidad, nos aproximan a verdades, pero no son la verdad. Afirmar que el conocimiento se transforma día a día, es tan válido como afirmar que lo único que perdura es el cambio.

El conocimiento sufre actualmente cambios exponenciales, no solo en la cantidad de datos, sino en su calidad, profundidad y desde luego en su complejidad. No podemos imaginar la cantidad de información de que dispondremos dentro de 10 o 20 años; lo que es casi seguro es que la mayoría de los hombres seremos cada vez más ignorantes, al menos de manera relativa y; que el conocimiento se acumulará cada vez más en solo algunos grupos, generalmente los que ejercen el poder.

Con lo mencionado anteriormente, puedo afirmar que la ciencia actual se acota dentro del pensamiento científico bajo los requisitos del “método científico” y descarta por ejemplo la posibilidad de percibir la realidad de manera extrasensorial (en su más amplio sentido) o bien bajo otras perspectivas, como las culturas orientales.

Aunque es alentador conocer las nuevas posturas falibilistas (Karl Lex Popper, Imre Lakatos, Paul Feyerabend, entre otros) que son renuentes al término “investigación científica” y apoyan más la crítica y la contrastabilidad, por ejemplo Feyeraned que afirma que no es válido que el conocimiento se reduzca al “conocimiento científico”.

3     Verdad y complejidad

Son muchos los observadores, los contextos y las perspectivas sobre un mismo fenómeno. Por tanto contamos con diversos “enfoques” para una misma “realidad”.

El “conocimiento científico” requiere de símbolos, modelos y de la participación de innumerables especialistas que analizan fenómenos tales como: el universo, los agujeros negros, la materia y la energía obscura, la gravitación, la mente y el cerebro, la vida y sus orígenes, el bozón de Higgs, el genoma humano, el microcosmos y la validez de sus modelos, etc.

Lo anterior es mucho más complejo cuando aceptamos que hay otras “verdades”, que los “científicos” no reconocen o no quieren ver, la filosofía y la medicina oriental, la acupuntura, la homeopatía, la herbolaria, los fenómenos parasicológicos (la telepatía, la precognición, clarividencia, etc.), los “fenómenos sobrenaturales”, los “misterios” de las culturas antiguas (pirámides, conocimientos y calendarios astronómicos) y otros.

Por otra parte, vemos que la complejidad se ha extendido al “conocimiento aplicado” y a la tecnología, ahora contamos con edificios inteligentes, robots, sistemas automáticos, teorías como “efecto mariposa”, “organizaciones complejas”, redes sociales y mucho más.

La complejidad aumenta de manera exponencial al igual que el conocimiento, pero no por esto tenemos más felicidad, el conocimiento ha hecho posible que el hombre tenga muchos más satisfactores que antes, pero la realidad nos muestra que se generan enormes desigualdades; esto es, el conocimiento científico beneficia a algunos grupos y perjudica a otros, no todos los humanos están al alcance de los beneficios de la ciencia. Para otros es peor aún: sufren guerras, dominación, hambre, enfermedades y mueren por y gracias a la ciencia.

Por tanto, la felicidad como resultado del conocimiento es cada vez más difícil de alcanzar: El conocimiento se ha multiplicado, la verdad se nos presenta bajo diferentes perspectivas y es válida solamente en determinados contextos, entonces creo que puedo concluir que la verdad es relativa y cambiante, la “verdad” está siempre en duda y cada vez más lejos de nuestro alcance. Y esto, como se ha mencionado no es sorprendente, pues como afirmó Pierre Simon Laplace:

Lo que sabemos es poco. Lo que no sabemos es inmenso

Así, la realidad es que la desigualdad en el mundo aumenta a la par que crece la acumulación del llamado “conocimiento científico”, ¿es entonces el conocimiento fuente de felicidad?.

“Yo no creo en la sabiduría colectiva de la ignorancia individual”

Thomas Carlyle

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: