La ciencia y yo

19 04 2015

Science and I

Héctor Otero y Cortés

25/04/2014

RESUMEN: Mi opinión sobre la ciencia y mi propia percepción acerca de ella. La ciencia nos genera bienestar, pero también ha sido causa de múltiples problemas, que amenazan a la humanidad o ha servido para dominar y conquistar grupos humanos. Aunque la mayoría poco entendemos de las complejidades de la ciencia considero que con tener una “visión general”, es suficiente para entender nuestra realidad.

ABSTRACT: My opinion about science and my own perception about it. Science generates well-being, but has also been the cause of many problems, which threaten humankind, or helped to dominate and conquer human groups. Although most little understanding of the complexities of science I think that having a “general view”, is enough to understand our reality

Muchas personas estarán muy disgustadas si no hay una teoría última, que pueda formular un finito número de principios.
Yo solía pertenecer a esa comunidad, pero he cambiado mi pensamiento.
Stephen Hawking, Gödel and the end of physics, Julio 20, 2002

Recuerdo mis primeras nociones sobre ciencia y estas estaban muy bien acotadas. La ciencia era el campo de los científicos y ellos eran personas dedicadas al estudio y descubrimiento de la ciencia.

La ciencia según yo y hace unos 50 años, estaba centrada en las llamadas ciencias naturales: la astronomía, la biología, la física, la geología y la química, y con especial énfasis la energía nuclear, el magnetismo, la teoría universal de la gravitación, la teoría de la relatividad y la incipiente exploración del espacio. Se enseñaba en las escuelas que la filosofía era la “madre de todas las ciencias” y no quedaba muy claro si las materias dedicadas al estudio del hombre (la mente y su cuerpo), las humanísticas y las artes tenían cabida en esta definición. Se enseñaba la lógica formal y el “método científico”, en este último había que distinguir entre hipótesis, teoremas, teorías, leyes (general o universal) y para cada una se tenían, según recuerdo, claras definiciones. Se enseñaban muchos enfoques tales como: método experimental, empírico-analítico, hipotético-deductivo, hermenéutico, dialéctico,  fenomenológico, histórico o sistémico por citar solamente algunos.

Fue Francis Bacon quién definió los siguientes pasos del método científico, que fueron los que me enseñaron en la escuela:

  1. Observación
  2. Inducción
  3. Hipótesis
  4. Probar la hipótesis por experimentación.
  5. Demostración o refutación (antítesis) de la hipótesis.
  6. Tesis o teoría científica (conclusiones).

Sin embargo, al pasar los años estos conceptos se transformaron y empezaron a surgir toda clase de hipótesis y teorías y creo se trasladó al olvido aquello de las leyes (generales y universales).

Pero también se incorporaron poco a poco al conocimiento científico las materias conocidas como humanísticas (ciencias políticas, ciencias económicas, sociología, psicología, lingüística, biología humana, ciencias del arte, antropología y la historia) y  las sociales ( tales como, la psicología social, la geografía humana, la politología, la demografía, la ecología y más).

Lo anterior obligó a que el concepto de método científico, validado mediante la experimentación o la reproducibilidad tuviera que ser replanteado, ya que muchas hipótesis y teorías dentro de este nuevo contexto no pueden ser experimentadas ni reproducidas, aceptándose por lo general aquellas ratificadas por la comunidad científica; con lo que el “método científico” se convirtió en un concepto un tanto más cuanto ambiguo. Hoy las herramientas de análisis para encontrar la “verdad” son innumerables: matemáticas, teoría de redes, simulación, modelos, etc.,  y desde luego los modernos recursos de la física, la electrónica y los sistemas cibernéticos.

En la actualidad nos encontramos con nuevos conceptos y teorías, tales como las interacciones fundamentales: fuerzas gravitarías, electromagnética y nuclear (fuerte y débil), fuerza inflacionariaenergía y materia  obscura y mecánica cuántica a partir de las que surgen las teorías para la gran unificación o teoría del todo; la teoría M, la teoría de cuerdas, el Bing Bang, las singularidades espaciotemporales, etc. Sin embargo en contraposición, algunos científicos creen en el teorema de incompletitud de Gödel, lo que implica que cualquier intento de construir una teoría del todo, está abocada al fracaso.

Las ciencias y el conocimiento científico son cada vez más complejos y por tanto difíciles de comprender. La “exploración” es cada vez más profunda, se descubren nuevos “objetos” y nuevas interacciones que dificultan integrar “holísticamente” las teorías.

La ciencia y por ende el conocimiento científico están en constante cambio, su crecimiento es exponencial y los paradigmas, teorías y los propios “métodos” del pensamiento científico se modifican continuamente.

Ante la cantidad de contextos, de perspectivas, de lenguajes y de lógicas el panorama se hace cada vez más extenso, por lo que la segmentación de la ciencia aumenta y  requiere de mayor especialización; la visión holística es tremendamente compleja y la “verdad”, fin último de la ciencia, se escapa.

Aunado a lo anterior, en los medios de difusión y especialmente en Internet, tenemos “pseudociencias”, difusión de conocimientos falsos o manipulados, contradicciones científicas, inclusive mitos y otras informaciones que desconciertan y confunden, lo que genera enorme desconfianza en las mayorías.

En esta realidad, en la experiencia de muchos seres comunes y corrientes como yo, está la consciencia de que la ciencia mantiene notables avances en muchos aspectos que han mejorado el nivel de bienestar, pero también que ha generado problemas que nos amenazan constantemente como es la contaminación, el cambio climático, las armas con gran poder destructivo, la extinción de especies animales y vegetales, la desforestación y muchos más. ,

Considero, que la ciencia actual es “propiedad” de la “elite científica” y se usa en muchos casos con fines de control y dominación y que es mucha la población que no recibe sus “beneficios” y que la mayoría estamos muy lejos de entender la complejidad del conocimiento actual. Ante esto, nos conformamos con poseer una “cultura científica” suficiente para tratar de asomarnos a nuestra realidad, aunque se nos escapen los conceptos y argumentos científicos.

Desde mi punto de vista, la ciencia es el resultado de la “curiosidad del hombre” por llegar al fondo de las cosas, conocer su origen y destino. De ahí el interés por “descubrir” teorías que lo expliquen todo, lo que sería equivalente a saberlo todo. Esto para mí, es verdaderamente el gran complejo de jugar a ser Dios.

Si lo supiéramos todo, seríamos todopoderosos (y seríamos Dios) y por tanto no podríamos caber junto a un Dios también todopoderoso. En mi opinión y sin incursionar en el campo de la teología, el hombre por más que plantee mil teorías, nunca podrá saberlo todo y la verdad última será siempre un misterio; lo que ubica al hombre en su verdadero papel de humilde espectador y siempre novel explorador del conocimiento.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: